Monumento Histórico, Fe y Tradición de un Pueblo

Monumento Histórico, Fe y Tradición de un Pueblo

En el Centro Histórico de la Ciudad de Abasolo, Gto. Existe el Monumento Histórico que enmarca la belleza de sus jardines y que ha sido el testigo mudo de tanta historia, acontecimientos que han sucedido en todos los rincones de la Plaza Constitución.

El pasado de Abasolo no podría ser contado o narrado sin que en cualquier tema se relacione la existencia de la Parroquia de la Santísima Virgen de la Luz, la cual fue descrita por el Prof. Sergio Martínez Tapia como un edificio de arquitectura neoclásica, mismo que fue construido del año 1857 hasta su terminación e inauguración el 26 de febrero de 1896, durando 39 años en construcción.

Anterior a su construcción, la Capilla de la Hacienda se encontraba un poco más al norte, dentro de la misma Plaza, lugar exacto donde se encontraba en 1753, cuando un 16 de mayo fuera bautizado un niño, con el nombre de Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga, quien años después fuera reconocido por todos los mexicanos como el Padre de la Patria.

Al construirse la Parroquia, la Capilla fue demolida y la Pila Bautismal donde fue bautizado Miguel Hidalgo, fue trasladada al nuevo edificio, donde permaneció hasta septiembre de 1910, fecha en que fue trasladada a la Ciudad de México para encabezar los festejos del Centenario de la Guerra de Independencia.

Este Templo, que es considerado Monumento Histórico, guarda momentos entrañables en la memoria de los abasolenses, quienes mantienen la Fe en su Madre, su Generala, su Soberana y Reina, la Virgen de la Luz.

Este Monumento, como muchos otros lugares llenos de historia y tradición, te esperan en Abasolo, Gto. Lugar donde la cultura, gastronomía, historia y calidez de su gente hacen la combinación perfecta para disfrutar al máximo y querer regresar cuantas veces sea posible.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.